Mientras que buscacaba localizaciones para su clásico "El Evangelio según San Mateo", el director Pier Paolo Pasolini se dio cuenta de que la filmación estaba en el sitio real de la historia, en Palestina, no sería mucho de una gran elección debido a la invasión moderna que completamente alteraba la configuración bíblica. Aquí, el director explicó sus razones de por qué su búsqueda en el Medio Oriente terminan siendo mal, aunque un poco fructífera y gratificante de otras maneras y por qué su natal Italia lo sorprendió y se convirtió en el escenario de su épica película religiosa.

Comentarios

  • Facebook

  • Tomatazos

 
 
  • Mejores

  • Nuevos