Artículos

4 directores mexicanos analizan Mad Max: Furia en el Camino

Cuatro cineastas mexicanos nos ayudan a poner en contexto la importancia del regreso de Mad Max

Artículos

4 directores mexicanos analizan Mad Max: Furia en el Camino

Cuatro cineastas mexicanos nos ayudan a poner en contexto la importancia del regreso de Mad Max

POR Verónica Sánchez -

Admítanlo: resucitar una saga cinematográfica 30 años después implica inevitablemente comparaciones con las películas originales, donde la conclusión puede ser desde un zombie hediondo hasta un sofisticado vampiro cosmopolita y cachondo (si no, pregúntenle al Drácula de Coppola vía monsieur Oldman).

Mad Max: Furia En El Camino, sin embargo, no parece la continuación de una saga o una película impersonal apta para todos los públicos ganosos de carritos chocones (disculpe usted, Vin Diesel).

A George Miller le demandó 12 años llegar a plasmar esta nueva versión de su clásico. Ya no son los alrededores de Melbourne, en su Australia natal, sino África. Para ser más precisos el desierto de Namibia. Hay acción en estado puro y personajes sólidos que se autodefinen mientras actúan.

La crítica la ha calificado como una obra maestra y una de las mejores películas de acción de todos los tiempos. Pero ¿qué opinan los cineastas mexicanos de la película?

Nos dimos a la tarea de preguntar a cinco probados talentos del celuloide de la industria cinematográfica del país qué opinan de Mad Max: furia en el camino, con el objetivo de mostrarles una perspectiva más completa donde los del oficio tan de cíclopes se debaten entre la furia y el camino. Porque aquí Miller no sólo habla de terribles problemas ecológicos, sino de la maternidad, la real y la emocional, usando la fantasía para explicar el mundo de hoy.

Cineastas jóvenes como José Luis Valle (Workers, Las Búsquedas), Gabriel Mariño (Un Mundo Secreto), Isaac Ezban (El Incidente), Alba Herrera (Mover un Río), y el guionista Gibrán Portela (La jaula de oro, Güeros) reflexionan acerca de la mitología que rodea a la cinta, el ambiente apocalíptico, la expresiva estética de cómic, las espectaculares persecuciones, las dosis de violencia gráfica, y toda la imaginería visual que la caracteriza.

José Luis Valle

Director de El milagro del Papa, Workers y Las Búsquedas

Con una anécdota que cabe en una servilleta, Mad Max: Furia en el Camino tiene todos los elementos que han infantilizado al cine: ritmo vertiginoso, espectacularización ad nauseam, un mundo de buenos y malos (donde los buenos son bonitos y los malos son feos, por supuesto), miles de efectos especiales, persecuciones de autos, explosiones, y la idea “cinematográfica” de que la violencia es cool… Y sin embargo me fascinó. Tiene algo cada vez más difícil de encontrar, y eso es la pureza cinematográfica. Eso que únicamente puede ser contado a través del cine. Esta gema audiovisual es cine puro y, dentro de sus ambiciones, una obra maestra.

*Conoce aquí las 5 películas favoritas de José Luis Valle

Isaac Ezban:

Director de El incidente y México Bárbaro

De las cinco mejores películas que he visto en lo que va de 2015. Impresionante cómo un director de 70 años le enseñó a todo Hollywood cómo de verdad se hace el cine de acción. Impresionante como George Miller llegó e hizo una película que es literalmente una persecución que dura dos horas, eso es toda la película y, sin embargo, dentro de esa persecución, la película desarrolla personajes y cuenta una historia. Una película que nos demostró que esa famosa frase de "menos es más" no siempre es cierta. Está llena de excesos y me encanta. Y las anteriores también las vi y las volví a ver antes de ver ésta, una locura también, me encanta el mundo que crean, apocalíptico, y los personajes tan pintorescos e imaginativos, vale más la pena por ellos que por Max. Gran película, obra maestra.

*Conoce aquí las 5 películas favoritas de Isaac Ezban

Gabriel Mariño:

Director de Un mundo secreto y Bardo

Bienvenidos de vuelta Mad Max y George Miller, la voz en off dice: 'Mi nombre es Max, mi mundo es fuego', simple y directo. Furiosa y Max hacen un vínculo que está todo en las miradas, en sus ojos, olvida los diálogos, está bien así, tienes a dos actores que lo van a dar todo. Es la película de Furiosa, ella se convierte en el alma y el corazón torturado y enojado del filme, núcleo feminista/femenino, olvida la testosterona, dile 'Hola' al estrógeno… Me siento optimista con el cine al pensar que se puede dirigir una película así a los 70 años.

Alba Herrera:

Directora de Mover un Río

Creo que Mad Max está llena de símbolos que trascienden al efectismo y la clásica narrativa de las películas de acción de Hollywood. Como espectadora, realizadora y mujer no puedo evitar ver todo el feminismo del cual está rodeada la película, donde se coloca al patriarca como el concentrador del poder, un tipo vil, cruel, egoísta, que engaña al pueblo y es despiadado en una humanidad en decadencia y extinción. Y por otro lado la mujer es la esperanza de la continuidad de la especie humana, posee las semillas y el conocimiento de la agricultura y tiene una visión de una organización social colectiva, más horizontal que vertical.

La película se denomina Mad Max, pero es Furiosa la verdadera protagonista de la historia. Sin embargo, este personaje masculino es también el impulso de ella, el que le transmite fe en sí misma y Furiosa es la mujer fuerte, tenaz, temeraria, decidida a cambiar el rumbo de las cosas, primero para sí misma y un pequeño grupo de mujeres y después para toda la Ciudadela. Por otro lado, aunque en una forma futurista y exagerada, la película es toda una metáfora de la realidad actual en cuanto a las relaciones de poder, la concentración de los recursos en pocas manos, la gran mentira colectiva de los políticos y cruel manejo de la fe para el manejo de masas. Me fue inevitable reír ante ciertas situaciones que parecen descabelladas, como toda esta persecución acompañada de un grupo de rock donde el guitarrista salta en medio de los balazos.

Pero a pesar de una serie de rarezas, la película se cuenta bien y se sostiene en ese imaginario de la decadencia y el retorno a la salvaje supervivencia del ser humano. La disfruté.

Gibrán Portela

Guionista de La jaula de Oro y Güeros

Muchas personas, incluyéndome, nos esperábamos con esta nueva entrega después de tanto tiempo, algo que nos remitiera a ese Mel Gibson vengador, justiciero y dolido, a ese tipo que se quedó solo en un mundo hostil y que él llevara la película, pero no fue así, si bien es cierto que el espíritu jodido y depresivo y perdido de Gibson es heredado muy bien por Tom Hardy, él no es el que lleva el peso de la historia, y tal vez por eso mucha gente se molestó, pero para mí, Charlize Theron lo hace fantástico, el pretexto de encontrar ese lugar sagrado donde todo estará bien, es muy bueno y la vuelta de tuerca de "chica, de qué me hablas, el paraíso es eso de donde vienes", es fantástico. La pequeña historia de amor, el pequeño romance que apenas es permitido, el tipo con la guitarra, persecución de principio a fin, me pareció fantástico.

Mad Max: Furia En El Camino ya está a la venta en DVD, Blu-ray y Blu-ray 3D. Y si ellos, los que hacen cine la recomiendan, no esperes para adquirirla.

Cada semana, durante esta serie de especiales sobre Mad Max: Furia en el Camino, lanzaremos una pregunta y al final deberás responder las cuatro.

Aquí está la tercera:

¿A qué responden los ambientes post-apocalípticos y toda la imaginería visual de Mad Max: Furia en el Camino?

Comentarios

  • Tomatazos (3)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos