Artículos

RESEÑA: Jungle Cruise | Un viaje épico que remonta al cine clásico de aventura

La dinámica entre los personajes funciona de manera excepcional, aunque el interés romántico que se plantea no resulta del todo convincente.

Artículos

RESEÑA: Jungle Cruise | Un viaje épico que remonta al cine clásico de aventura

La dinámica entre los personajes funciona de manera excepcional, aunque el interés romántico que se plantea no resulta del todo convincente.

POR Mishel Luna -

Para hablar de Jungle Cruise - 70%, es necesario charlar del cine de aventura. A lo largo de la historia de la industria cinematográfica ha habido géneros que destacan entre los gustos del público de cada época; cada uno de ellos ha conseguido estar en la cima, mientras algunos logran mantenerse vigentes, otros sufren caídas significativas. Hasta hoy sabemos que los géneros que nunca van a morir son el terror y la comedia, seguidos por el drama y cualquier otra rama que surja.

Suscríbete aquí a Disney Plus

En el caso del cine de aventura, que se podría decir es el antecesor de la acción, tiene un lugar importante en la época de Oro en Hollywood, y así como hoy nos invaden las historias de superhéroes, en aquel entonces – desde los años 30 hasta principios de los 50 – este género acaparó la mayoría de los estudios generando producciones casi en masa. Después del auge de dicho género, no desapareció del todo como ‘aventura’ pero los proyectos de este estilo disminuyeron notablemente.

Después del reinado de Errol Flynn (El Caballero Audaz - 100%, The Sea Hawk, Capitán Sangre - 100%) y Tyrone Power (La Marca del Zorro - 100%, Sangre y arena - 100%, El cisne negro - 80%), llegaría otro gran exponente del género hasta 1981 bajo el nombre de Indiana Jones con Los Cazadores del Arca Perdida - 95%, en donde más que el actor, el personaje resultaría inolvidable. Aterrizando en Jungle Cruise, esta película explora todos los caminos de aquellas cintas clásicas para llevar a la pantalla grande el concepto generado originalmente para una atracción turística del parque Disneyland.

Sigue leyendo: Jungle Cruise ya tiene calificación de la crítica

La cinta dirigida por Jaume Collet-Serra (el mismo que está dirigiendo Black Adam actualmente) recupera la esencia del género de aventura de manera fácil y consigue equilibrarse con temas de interés actual. Si bien, en primera instancia la presencia de Dwayne Johnson da señal de que el actor va a repetir el personaje del líder fortachón de Journey 2: The Mysterious Island, Jumanji en la Selva - 76%, La Montaña Embrujada, entre muchas otras historias similares que tiene en su filmografía, que no son necesariamente malas sino repetitivas, de algún modo consiguen dar una sorpresa.

La verdadera protagonista que lleva la carga del personaje aventurero listo para enfrentar cualquier tipo de adversidad (excepto nadar) es Lily Houghton, interpretada por Emily Blunt. Ella es quien se infiltra en lugares en donde no debe para robar algo de su interés, quien tiene entretenidos momentos de persecución y que busca demostrar su capacidad de sobresalir intelectualmente en una época en la que las mujeres no tienen voz ni voto usando, además, la ropa menos adecuada para una dama según las reglas de la sociedad.

Desde el primer momento, Blunt llama la atención del espectador y lo mantiene atento; su carisma con este personaje es inigualable, y a pesar de tener algunas referencias a la rebeldía de Rose en Titanic - 88% o al hambre de conocimiento de Jane en Tarzán - 88%, consigue hacerse única. La dinámica ente los tres personajes que están juntos la mayor parte del tiempo con los otros es bastante enriquecedora, aunque es de reconocerse que el interés romántico que se plantea no termina de convencer.

Pero ¿qué nos quieren contar en esta cinta? Una doctora en biología ha luchado por años para que le autoricen profundizar en los estudios sobre un árbol medicinal que es casi un mito, pero quiere recurrir a él para poder salvar vidas. Al ser una mujer, se ve en la necesidad de cederle su lugar a su hermano para que él emita el mensaje, pero aún así la sociedad científica liderada por hombres no le brindan su apoyo. Decidida, roba una especie de llave para luego emprender un viaje hacia el Amazonas junto con McGregor, su hermano, y conseguir pruebas del mágico árbol.

A lo largo de la película, el espectador es testigo de los obstáculos que enfrenta una mujer hambrienta de conocimiento. Dwayne, por su parte, no interpreta a lo que podríamos definir como un héroe; Frank digamos que es el mejor y el peor guía de turistas. El peor porque llena de trampas a los visitantes para que le den más dinero además de que navega de manera demasiado tosca para el tipo de personas que transporta, y es el mejor porque tiene todo un montaje planeado, de forma muy rustica, para conseguir entretener a los visitantes.

En este caso Frank no es lel héroe rodeado de virtudes, al contrario, tiene un gran vicio con las mentiras y pocas veces se puede confiar en él. Eso sin dejar de lado que cuenta los peores chistes. A decir verdad, llega un momento en el que su nombre termina siendo detestable por la increíble cantidad de veces que se repite incluso de forma continua, como si buscaran establecerlo en la mente del espectador de forma obligada.

Ahora hablemos de los villanos, la producción decidió plantear a dos tipos diferentes que tienen el mismo objetivo de encontrar el árbol. Por un lado, está el príncipe Joachim, de la aún entonces Alemania Nazi, quien eleva la esencia del villano clásico de Disney. Jesse Plemons (Breaking Bad - 100%, El Camino: Una Película de Breaking Bad - 93% y Fargo - 100%) convence a través de su actitud, de su ambición y maldad, y cuenta con esos pequeños detalles que tanto identifican a un villano de Disney, sobre todo por su locura o su búsqueda de poder.

Te puede intersar: Black Adam: El director dijo que el personaje de Dwayne Johnson es el Harry, el sucio de los superhéroes

El otro ser malvado es interpretado por Édgar Ramírez, y se trata de un conquistador con 500 años de existencia luego de que, tras haber sido recibidos calurosamente por los habitantes, su necesidad de conseguir aquel árbol lo hace cometer un crimen y recibe una maldición por parte de los nativos del Amazonas. Éste recuerda mucho a los personajes de las cintas de Piratas del Caribe con ese toque sobrenatural que tanto identificó a los antagonistas de la saga protagonizada por Johnny Depp.

Esta épica aventura provoca una experiencia sensorial, como sucedió con Piratas del Caribe: La Maldición del Perla Negra - 79%, y tiene momentos tan memorables como La Momia - 58%, podríamos decir que se trata del resurgimiento de este tipo de cintas en Disney. Aunque la mayoría de los personajes tienen su propio viaje, sólo uno es el que evoluciona, y se trata de McGregor, quien inicia como un niño mimado al que sólo le importa verse bien, pero conforme avanza la historia se da el tiempo de justificar el por qué está ahí sin quedar como un personaje de relleno que sólo busca hacer reír con su actitud.

Jungle Cruise - 70% es una película que demuestra que no se necesita modificar a un personaje, por ejemplo, convertir a Indiana Jones en mujer, cuando se puede crear uno completamente independiente. Además, la cinta tiene muy marcadas sus influencias, como la historia de Aguirre inspirada en la cinta alemana Aguirre, la Ira de Dios - 98%; pero a pesar de ello consigue sentirse como algo que funciona por sí solo. Sin duda, Disney recupera su camino en el cine de aventura después de sus últimos tropiezos por sobre explotar las hazañas de Jack Sparrow cuando tiene el potencial y la creatividad para explorar otros rumbos.

Continúa con: Jungle Cruise ya tiene primeras reacciones

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos