Artículos

Errores de otras versiones de He-Man que debe evitar Masters of the Universe: Revelation

Aquí hablamos de errores como incluir moralejas o humor involuntario

Artículos

Errores de otras versiones de He-Man que debe evitar Masters of the Universe: Revelation

Aquí hablamos de errores como incluir moralejas o humor involuntario

POR Julio Enrique Macossay Chávez -

He-Man and the Masters of the Universe es una de las caricaturas más emblemáticas del boom ochentero de series animadas basadas en juguetes. Es cierto que no ha tenido la repercusión y prevalencia de Transformers o inclusive de My Little Pony, quien ha seguido teniendo caricaturas y hasta una película en la pantalla grande. Eso no elimina el hecho de que He-Man ha sabido ganarse los corazones de sus fans por años y años.

No te pierdas: He-Man es un ícono gay y otros datos del personaje que quizá no conozcas

He-Man ha sido el protagonista de tres caricaturas: He-Man and the Masters of the Universe (1983-1984), The New Adventures of He-Man (1990–91) y He-Man and the Masters of the Universe (2002). Además, no se debe de olvidar la película de 1987 Masters of the Universe, la cual fue protagonizada por el inigualable Dolph Lundgren. No debe sorprender a nadie que diga que todas esas versiones, incluyendo a la original, tienen sus errores.

En unos días se va a estrenar Amos del Universo: Revelación - 80%. Esta serie, ideada y producida por Kevin Smith, es una secuela de la primera caricatura. Por tanto, va dirigida a los crecieron viendo la versión original. En mi opinión hay varios errores de las otras versiones que debe evitar a toda costa. Aquí les dejó algunos que podrían marcar la diferencia entre que sea una de las versiones más memorables o que sea otra que se va a olvidar rápido.

Estar dirigida a un público infantil y, por ello, tener cosas como moralejas al final de cada capítulo

Esto en sí no es un error de la versión original. La realidad es que era una caricatura que fue expresamente hecha para vender juguetes y que el estudio mantuvo dentro de los estándares de la clasificación infantil para evitarse problemas. Esto se veía reflejado en el hecho de que era una caricatura mucho menos violenta de lo que algunos recuerdan. La musculatura y la espada de He-Man básicamente estaban de adorno. He-Man sólo usaba su arma característica para dos cosas: reflejar láseres y destruir obstáculos. Nunca la usó para atacar a nadie en la caricatura original. Tampoco le dio un solo puñetazo a ninguno de sus enemigos. Lo más parecido a un ataque que llegó a hacer el fornido héroe era agarrar y aventar a sus contrincantes. El otro elemento infantil del programa que no era raro en el período eran las moralejas. Cada capítulo terminaba con He-Man rompiendo la cuarta pared para darle una enseñanza a los niños. Siendo honesto eso es un elemento cursi que hoy en día ya no funciona. La última caricatura que intentó hacer eso en los últimos años fue My Little Pony: Friendship is Magic. Una caricatura que originalmente fue concebida para un público de niñas pequeñas. Cuando se dieron cuenta que personas más grandes estaban viendo el programa y le aumentaron la clasificación dejaron eso de lado. Se sentiría fuera de lugar que en una secuela de He-Man hubiera cualquiera de esos rasgos infantiles. La principal razón de ello es el público al que va dirigido. Los que crecieron viendo la caricatura. Las personas que crecieron con He-Man están en sus cuarentas, algunos en sus cincuentas y otros en los treintas. El punto es que son adultos que esperan aventuras épicas y no moralejas infantiles o héroes que usen su fuerza para aventar por ahí a los villanos y que nunca usen sus armas.

Un cambio de tono abrupto

The New Adventures of He-Man (1990–91) es una de las iteraciones de He-Man que mucha gente ya no recuerda y hay una razón para ello. La animación mejoró considerablemente en comparación con la versión original, pero el tono cambió por completo. Para empezar el estilo de dibujo es distinto; tiene un estilo noventero que parece deberle algo a los animes de los setentas, pero que en comparación con los diseños originales, esto se se siente blandos y sin gracia. He-Man parece un Flash Gordon sin camisa y Skeletor… no sabemos qué parece Skeletor… pero es un diseño horrible que lo hace ver como si él y Shredder de las Tortugas Ninjas hubiera tenido un hijo muy poco agraciado. No obstante, el problema no se limitaba al diseño de personajes. Si el He-Man original era science fantasy con muchísimos elementos de Sword and Sorcery, a lo Conan, esta nueva versión era ciencia ficción más tradicional. Se sentía como otra cosa por completo. Eso tuvo dos efectos negativos: aisló a los nuevos espectadores que quizá no conocían a He-Man y también a los viejos espectadores que no sintieron que eso se sintiera como parte de la franquicia. Es muy probable que el estudio de animación mejor debió hacer una serie original y no eso.

También lee: Masters of the Universe: crónica de una filmación accidentada

Comedia innecesaria e involuntaria

De esto pecó sobre todo Masters of the Universe (1987). Cabe decir que esa película hoy en día es de culto, pero no por ser una obra maestra que la gente no supo reconocer en su tiempo ni nada por el estilo. Es de esas películas tan malas que son buenas para algunos. Básicamente es Conan combinado con Star Wars, pero ubicada en la Tierra de los ochenta. Dejaré que procesen eso. Dicho así suena genial y en un sentido lo es. El resultado de eso es una serie de chistes intencionales que hoy en día la vuelven una experiencia bastante grata, pero que no debería ser replicada en una adaptación moderna del personaje.

Ser tan inclusiva como hace cuarenta años

Algo muy cierto de He-Man es que como muchos productos de su época no era inclusiva ni por equivocación. Los tráilers de la nueva versión parecen ser una indicación de que han tomado una aproximación algo tibia a ese aspecto. Podemos ver a un par de personajes de color que al parecer no son de lo más relevantes y ya. El único paso positivo en favor de la diversidad es la nueva apariencia de Teela. Para quien no lo recuerde, ella es la capitana de la guardia real del palacio de Eternos, a pesar de eso siempre tuvo una apariencia delgada que no parecía reflejar su título. Ser guerrero conlleva tener musculatura de algún tipo. Un He-Man delgado no sería bien visto por los fans y de la misma forma no debería ser bien visto que ella sólo por ser mujer tenga un cuerpo que no corresponda con su fuerza física. En el tráiler se puede notar que esto ha cambiado y ahora tiene una musculatura acorde a su posición en el reino. Dicho eso, quizá Smith debió poner un poco más de diversidad. Un punto específico que esperarían algunos fans es que en esta ocasión He-Man sea gay. Algo que a algunos fans conservadores no les gusta, ni quieren aceptar, es el hecho de que el personaje se ha vuelto un ícono gay con los años. Por lo mismo, sus fans de la comunidad LGBTQIA+ quisieran verlo fuera del closet por primera vez. No parece ser que éste vaya a ser el caso. Para los que opinan que la diversidad no tiene cabida en Eternia, She-Ra and the Princesses of Power ya demostró que es posible mostrar una versión más inclusiva de este mundo.

Sigue leyendo: Los Amos del Universo, de Gary Goddard, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos (18)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos