Artículos

Razones por las que Game of Thrones ha perdido relevancia con los años

Game of Thrones ya no captura nuestras imaginaciones como antes. Si lo pensamos, se esperan grandes cosas de House of the Dragon, pero no hay el mismo entusiasmo que en otra época hubiera habido sobre este programa

Artículos

Razones por las que Game of Thrones ha perdido relevancia con los años

Game of Thrones ya no captura nuestras imaginaciones como antes. Si lo pensamos, se esperan grandes cosas de House of the Dragon, pero no hay el mismo entusiasmo que en otra época hubiera habido sobre este programa

POR Julio Enrique Macossay Chávez -

Hace poco leí un artículo bastante interesante de Collider que se titula “'Game of Thrones': Why, Two Years Later, We've Stopped Talking About the Emmy-Winning Juggernaut” (“Game of Thrones: Por qué dos años después hemos dejado de hablar del coloso ganador del Emmy”), el cual fue escrito por Liz Shannon Miller. No es la única persona que piensa eso, unos meses antes Ed Power escribió en The Irish Times el artículo: “Game of Thrones is 10 years old ... and already feels irrelevant” (“Game of Thrones tiene 10 años… y ya se siente irrelevante”). Lo primero que pensé es justo lo que han de estar pensando: ¿Dejamos de hablar de Game of Thrones - 59%? ¿El programa perdió relevancia? La realidad es que sí. No me malinterpreten. El programa sigue teniendo fans. Seguimos publicando notas y artículos sobre él. La gente sigue buscando ver programas parecidos para llenar el hueco que dejó su partida. Pero ya no se habla de la misma forma ni es algo omnipresente en nuestra cultura popular. Nos han quedado memes, pero la mayoría ahora estamos más atentos de lo que han hecho los actores con su vida que a seguir pensando en Game of Thrones. Si lo pensamos, se esperan grandes cosas de House of the Dragon, pero no hay el mismo entusiasmo que en otra época hubiera habido sobre este programa. Quizá lo debieron lanzar justo después de que la serie terminara. Ahora quizá sea demasiado tarde.

No te pierdas: 5 animes que debes ver si eres fan de Game of Thrones

Regresando al asunto principal, esos artículos me pusieron a pensar sobre esta cuestión. Este artículo es el fruto de esa reflexión. Aquí les dejo las razones por las que pienso que Game of Thrones ha perdido relevancia con el paso del tiempo.

Depender demasiado del espectáculo y de los giros de trama

Depender demasiado del espectáculo es la razón principal que enarbola Liz Shannon Miller. Yo concuerdo, pero añadiría que depender de los giros de trama también fue un problema. En su opinión el final no fue el problema (en mi opinión si fue uno de los problemas cómo explico más adelante), lo que mató a la serie fue:

Un programa puede sobrevivir a un mal final si tiene algo que decir. Pero cuando algo es reducido sólo a espectáculo, eso es todo lo que queda cuando llegan los créditos y el poder de prevalencia del espectáculo es, siendo sinceros, un oxímoron.

En otras palabras, si lo que mantiene cautivos a tus espectadores es una ilusión, cuando esta se rompa, ellos se irán. En su opinión el programa dependió mucho de la espectacularidad, pero nunca se atrevió a decir algo más allá de eso. Es debatible si el programa tenía un mensaje o no. Por momentos, el principal parecía ser que en un mundo más realista un héroe elegido para salvar a la humanidad no funciona igual de bien que en una obra más idealista a lo J.R.R. Tolkien . Más allá de eso el otro problema similar eran los giros de trama. La gente estaba pegada a su asiento para sabe de qué manera el show los iba a sorprender, ya sea la muerte de Ned Stark, la boda roja, la muerte de Jon Snow, la resurrección de Jon Snow, todas las acciones random de Ramsay Bolton. El problema es que los giros de trama son trucos. Te sorprenden una vez, pero toda tu narrativa no puede sostener en sólo sorprender al espectador porque va a llegar un momento en el que ya no vas a lograrlo. Ése fue un problema que no le ayudó para nada al programa. Y se acentuó cuando los giros de trama ya no convencieron a nadie. Arya matando al Night King es un ejemplo de eso.

No ha envejecido bien debido al repetido abuso sexual en la serie

La serie fue muy controversial en su momento. Uno de los principales detonantes de esto eran las escenas de violencia sexual. La realidad es que cuando la gente recomendaba la serie uno podía escuchar a más de uno que su encanto era tener dragones y mujeres desnudas. La serie tenían también a varios hombres desnudos, pero como vivimos en una sociedad machistas estos no eran tan llamativos para muchos espectadores. En nombre del espectáculo, el factor sorpresa y el “realismo”, el programa abusó de un recuso que hoy en día no está bien visto: desarrollar a los personajes femeninos a través de violaciones. Las más sonadas y cuyas actrices sufrieron consecuencias por filmarlas son la de Daenerys Targaryen y la de Sansa Stark. Cabe decir que ninguna de las dos pasa en las novelas, como bien apunto la novelista Emily Tesh:

El primer libro de A Song of Ice and Fire es realmente muy especial. No sé si el programa de televisión supo capturar eso. Tengo que decir que lo dejé de ver después de la primera temporada, que fue la que adaptó el primer libro. Llegué a la segunda temporada y a la escena en que alguien mata a una prostituta con una ballesta. Y pensé, ‘Esto no está en los libros… Esto está aquí puramente para ser una suerte de violencia pornográfica contra las mujeres. No necesito eso en este momento ni en ningún otro’. Alguien tomó la decisión de mostrar esto. Es como cuando un niño pequeño te enseña una caca.

También lee: El Señor de los Anillos: Por qué la serie de Amazon podría estar condenada al fracaso

Es interesante si pensamos que, en contraste, cuando algo así le pasa a un hombre en el programa esto era desontologizante. Theon se vuelve una sombra de sí mismo prácticamente cuando lo castra Ramsay. En contraste las mujeres de la serie se vuelven más fuertes cuando son violadas. Meditemos sobre esto.

Los defensores de esto dicen que es para darle realismo y verosimilitud a la serie, pero como mencionó el novelista Dave Rudden:

Ha habido gente que ha tratado de explicarme la necesidad de tener constantes escenas de violación y de violencia sexual como un elemento ‘fiel a la época’, a la par que omiten el hecho de que, si fuéramos realmente precisos, no habría dragones y Jaime Lannister no tendría dientes. Horrorizar sin significado es algo vacío. La violencia sexual es demasiado utilizada por autores masculinos (y showrunners) como una forma de motivar a los personajes masculinos con poco o nulo interés en el personaje femenino que está experimentando la agresión.

En la Edad Media había violaciones como en cualquier otra época, pero eso no es justificación para empoderar a tus personajes femeninos a través de este atroz recurso como forma de decir que estás retratando un período histórico.

Su complejidad debido a su carácter polifónico

Una de las razones por las que ninguno de sus múltiples imitadores ha podido convertirse en el nuevo Game of Thrones es ésta. Las novelas de George R.R. Martin son polifónicas; en otras palabras, se nos va contando la historia a través de la perspectiva de múltiples personajes. Esto se traduce en que la trama en realidad es un mosaico de una gran cantidad de subtramas. Eso genera una cierta complejidad narrativa que no está fuera de lugar en una serie de novelas de miles de páginas. El problema es que no podemos decir que funcione igual de bien en una serie de televisión. Es muy difícil llevar tantas historias a una sola serie de televisión. Ésa es la razón por la que varios personajes de las novelas no llegaron a aparecer en el programa. La cosa es que eso también genera una cierta exigencia en el espectador. Se le está pidiendo que ponga atención a varias tramas al mismo tiempo. Fue un riesgo hacer eso y en su momento funcionó. El problema es que eso mismo es lo que ha hecho que la gente ya no recuerde ciertas cosas del programa. Es difícil que nos acordemos puntualmente de todo lo que pasó en un programa donde había tantas acciones al mismo tiempo. Esa saturación de información hace que la gente hable menos del programa.

El final

Para Liz Shannon Miller el final no es el culpable. En mi opinión, sí lo es. Ella argumenta esto poniendo como ejemplo a Los expedientes secretos X. Em su opinión ese programa tuvo 4 finales malos (el de la serie, la película y el de la temporada 10 y el de la 11). Eso no arruinó el legado de la serie. Lo que no toma en cuenta es que ésa era una serie episódica. Había una trama, pero bien podía seguir sin ella. Lo importante era la trama de cada episodio. Game of Thrones tenía una trama y lo que es más todo lo que pasaba estaba en función de desembocar en el final. La gente seguía viendo el programa porque quería saber quién se iba a quedar con el trono de hierro al final. La respuesta no fue satisfactoria y el programa pagó las consecuencias. Otro ejemplo de esto es Lost. Su final es terrible y por eso la gente ya no habla del programa, a pesar de su enorme popularidad cuando estaba al aire.

Tal vez sea difícil creer para algunos, pero hay personas a las que el final les causó un trauma real. Con esto, en realidad, quiero decir que les molestó tanto que les arruinó toda la serie. Hay fans del programa que dejaron de serlo por culpa de eso y que ya sólo están enfocados en pedirle a HBO que lo vuelvan a filmar. La realidad es que un final particularmente malo sí puede afectar el legado de una obra. Si la gente no está tan emocionada como debiera por el próximo estreno de House of the Dragon, es justo por eso. Tienen miedo de que HBO vuelva a meter la pata. Hay gente que tiene un miedo absoluto que Amazon haga lo mismo con su programa de El Señor de los Anillos.

Continúa leyendo: Game of Thrones: de la mejor a la peor temporada según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos (6)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos