Artículos

Mi perro tonto | Top de críticas, reseñas y calificaciones

“Un producto más inteligente de lo que muestra su sencilla apariencia”, dicen los especialistas de Mi perro tonto.

Artículos

Mi perro tonto | Top de críticas, reseñas y calificaciones

“Un producto más inteligente de lo que muestra su sencilla apariencia”, dicen los especialistas de Mi perro tonto.

POR Alejandra Lomelí -

Las películas que muestran una visión realista del matrimonio no son nuevas, Ingmar Bergman ya incidía en el hastío, las inseguridades y la deshonestidad que van minando la vida conyugal a través de los años en Secretos de un Matrimonio; Triste San Valentín - 88% y Antes de la Medianoche - 98% son ejemplos más recientes, sin embargo, no dejan de destacarse en un panorama plagado de comedias románticas que siguen privilegiando el final feliz. Insertándose en el grupo de películas que subvierte la visión romántica, Yvan Attal dirige y protagoniza Mi perro tonto - 90% al lado de su esposa, la también actriz Charlotte Gainsbourg; una película que se antoja como un ejercicio de metaficción, aunque en realidad se basa en la novela del mismo nombre de John Fante .

Podría interesarte: Porto | Minimalismo para la fugacidad amorosa

Entre el sarcasmo, el drama y la comedia ácida, Mi perro tonto formó parte de la programación del Tour de Cine Francés del año pasado, teniendo un cálido recibido por parte de la crítica nacional, reafirmando el éxito que tuvo a nivel internacional gracias a una historia en apariencia sencilla, chistosa, pero de profunda reflexión en torno al fracaso, el desamor, los sueños rotos e incluso el hartazgo familiar.

La película gira en torno a Henri (Attal), un escritor de mediana edad en crisis. ¿Y quiénes son las personas responsables de sus fracasos, su abstinencia sexual y su dolor de espalda? Su esposa y sus cuatro hijos. Justo en el momento crítico en el que está haciendo un balance de su vida, de todas las mujeres que nunca volverá a tener, y de todos los coches que nunca conducirá... un perro de metro y medio, maleducado y demasiado entusiasta, decide instalarse en su casa. A pesar de los intentos de toda su familia por echarlo, y que el amor incondicional de su mujer comience a flaquear, este perro al que deciden llamar “Estúpido” se convierte en el nuevo mejor amigo de Henri y le ayudará a entender que en la adaptación al cambio está su verdadera felicidad.

Más inteligente de lo que muestra su sencilla apariencia, es algo en lo que coincide la mayoría de las reseñas positivas, debido a que la historia echa un vistazo a las frustraciones de la mediana edad a través del humor, hurgando en la maraña de los arquetipos amor-odio establecidas por las parejas que tienen muchos años juntos, así como en el papel de la masculinidad en la actualidad. También, y como apuntamos líneas atrás, es vista por muchos periodistas como una suerte de catarsis emocional entre Attal y Gainsbourg, aunque la actriz ha mencionado que no está basa en sus vidas, al mismo tiempo de sentirse como una continuación de Mi mujer es una actriz.

Los críticos destacan la buena química entre Yvan Attal y Charlotte Gainsbourg, así como la sensibilidad del director para contar una historia, en última instancia, esperanzadora del pesimismo que permea la vida de los desilusionados. Es, por lo tanto, una película que ha gustado, principalmente, porque no es pretenciosa, además de tener esa “rara melancolía, que sabe enervar y tranquilizar en sus dosis adecuadas”, señala El País.

Aunque ha sido bien valorada, no todo ha funcionado para un segmento de especialistas que encuentran una falta de rigor en sus planteamientos existenciales, así como en la manera en la que éstos buscan conectar con el espectador para moldear la experiencia del protagonista y empatizar con ellas. Por otro lado, perciben una falta de naturalidad en los escenarios, personajes y, en general, en la trama, pero incluso estos periodistas aceptan que esa sensación de impostura mejora conforme se desmenuza el drama

Pero el consenso que podeos deducir es que Mi perro tonto - 90% es “una gran lección de vida”. En seguida, compartimos algunas de las reseñas que ha conseguido:

También lee: The Nest | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Federico Marín Bellón de abc:

La visión amarga de la vida, casi un manifiesto, se vuelve más soportable cuando el tono se vuelve íntimo. La química real entre Attal y Gainsbourg hace también su efecto en la pantalla...

Beatriz Martinez de El Periódico:

El director se cuestiona la masculinidad tóxica normalizada en el hogar y temas delicados como la decepción paternofilial. Y lo hace mezclando ligereza con una profundidad que invita a reflexionar sobre los sueños y los fracasos.

Armando Casimiro Guzman de Revés Online:

Aunque se toma algunas libertades, Attal es capaz de trasladar a la pantalla los principales ejes temáticos de la obra de Fante: el hartazgo familiar, el fracaso profesional y la figura autoritaria del padre.

Arturo Meléndez de Primera Página:

...es una visión esperanzada de aquel pesimismo que permea en el día a día de aquellos desilusionados, quienes creen que no volverán a lograr nada y no volverán a darle una oportunidad al amor. Es un hálito de esperanza cuando creemos que el romance ha muerto. Yvan Attal y Charlotte Gainsbourg creen fervientemente que las historias de desamor pueden salvarnos.

Javier Ocaña de El País:

Cálida pese a su contenido dramático, de sorna inteligente, de comicidad triste, Mi Perro Tonto tiene un tono de coherencia absoluta...

Guillermo Navarro de Film Drams:

Las actuaciones de los protagonistas son más que correctas, y encima luego tiene un cierto toque de humor cínico muy bueno que le viene bastante bien.

AJ Navarro de CritiCinemas:

Con unos aires un tanto pesimistas en su vibra, Mi perro tonto ofrece como resultado una catarsis, una alegoría del fracaso, del amor fraternal, de la reconciliación final entre los sueños frustrados con la aceptación de que se podrán sacrificar los sueños pero al final todos los caminos siempre llevan a algo.

Ale Vega de Lo Mío Es:

Mi perro Tonto es una gran lección de vida. Nos enseña que no todos los libros tienen que ser un éxito, que no todos los matrimonios son perfectos, que no todos los perros tienen que ser enternecedores, y no todas las paternidades deben ser enaltecidas.

Ignacio Navarro Mejía de El Antepenúltimo Mohicano:

...curiosamente indiferente ante una fórmula con todos los elementos para triunfar o al menos conectar con el espectador sin que ello se consiga realmente, no por incompetencia en ninguno de sus apartados, sino por falta de riesgo, de innovación, de ir más allá de lo que competentemente puede esperarse...

Fernando Gil-Delgado de Fila Siete:

...si no fuera por el tono ligeramente irónico que recuerda «esto es una comedia», resultarían un grupo muy poco atractivo.

No te vayas sin ver: Hermosa venganza | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos