Artículos

El Hobbit, de Guillermo del Toro, todo lo que sabemos de la película cancelada

Antes de que Peter Jackson se hiciera cargo de El Hobbit, el director mexicano Guillermo del Toro trabajó arduamente en el proyecto

Artículos

El Hobbit, de Guillermo del Toro, todo lo que sabemos de la película cancelada

Antes de que Peter Jackson se hiciera cargo de El Hobbit, el director mexicano Guillermo del Toro trabajó arduamente en el proyecto

POR Rafael A. Piña -

En 2008 los fanáticos de J.R.R. Tolkien se llenaban de alegría con la noticia de que Guillermo del Toro sería el encargado de dirigir la adaptación de El Hobbit, con Peter Jackson como productor. Ambos cineastas se conocieron mientras trabajaron en una adaptación del videojuego Halo, aunque ésta nunca prosperó. Desafortunadamente en 2010, tras dos años de arduo trabajo y de entregarse por completo al proyecto, Del Toro decidió dejar la producción pues los problemas económicos de MGM estaban retrasando demasiado el inicio del rodaje.

También te puede interesar: Famosos que admiran a Guillermo del Toro

El director mexicano describió su salida de El Hobbit como la decisión más difícil de su vida; después pasó la página y se dedicó a realizar Titanes del Pacífico - 71% y La Cumbre Escarlata - 71%, mientras Peter Jackson se hizo cargo de El Hobbit y la convirtió en una trilogía que muchos fans de Tolkien consideran malograda.

Tras habernos regalado joyas del género fantástico como El Espinazo del Diablo - 92%, El Laberinto del Fauno - 95% y Hellboy II: El Ejército Dorado - 86%, muchos esperábamos con ansias ver su adaptación del mundo creado por J.R.R. Tolkien, pero como eso ya no sucederá solo nos queda imaginar lo que pudo ser. A continuación les contaremos algunos detalles muy interesantes sobre El Hobbit de Guillermo del Toro.

Monstruos majestuosos

En El Señor de los Anillos la división en buenos y malos está muy marcada por la belleza y la fealdad, los orcos, trolls y demás criaturas malignas suelen ser repugnantes y desagradables a la vista, algo que contrasta demasiado con la mirada empática que tiene Del Toro hacia los monstruos. Aunque es una frase muy repetida, no deja de ser cierta: el cineasta suele mostrarnos el lado más humano de los monstruos y el lado más monstruoso de los humanos. Con El Hobbit no podía cambiar la historia, pero esta a diferencia de El Señor de los Anillos le daba la oportunidad de que los monstruos conversaran con los protagonistas, como el Rey Goblin y el dragón Smaug. En entrevista con Total Film Del Toro explicó que los monstruos en su película no serían solo feos y aterradores:

Quería que algunos de los monstruos de El Hobbit fueran majestuosos. Quería que los huargos tuvieran cierta belleza para que no tengas una definición muy clara: lo que es bello es bueno y lo que es feo no lo es. Algunos de los monstruos son absolutamente hermosos.

También te recomendamos: El Hobbit vs Star Wars: ¿cuál trilogía de precuelas es peor?

Smaug el kaiju

Aunque nunca ha sido publicada la imagen del Smaug de Del Toro, en entrevista con Total Film dijo que era el diseño del que se sentía más orgulloso, y el que más tiempo le había tomado en hacer; también dijo que se trataba de un dragón como nunca habíamos visto antes. En una entrevista publicada en enero de 2011 en The New Yorker, el cineasta habló un poco más sobre su Smaug y lo describió como “una hacha voladora”. De acuerdo con el periodista Daniel Zalewski, visto desde arriba el dragón parecía una hacha medieval de dos filos, ya que para el director era importante que sus criaturas sorprendieran desde diferentes ángulos y así el público no perdería el interés, por ello la silueta es lo primero que buscaba tener definido antes de pasar al color y los detalles.

Por si te lo perdiste: Se filtra el guión de En Las Montañas de la Locura de Guillermo del Toro

Zalewski dijo que Smaug, además de sus piernas y alas, tendría dos brazos muy pequeños como de Tiranosaurio rex con los que haría gestos que enfatizaran sus palabras. Del Toro lo comparaba con una serpiente y con una ave acuática. Como podrán imaginar, el dragón de El Hobbit quizá tendría más en común con los kaijus de Titanes del Pacífico que con el dragón arquetípico que nos ofreció Jackson.

Según varios sitios, esta ilustración del artista Peter Konig es la cabeza del Smaug de Del Toro.

El elenco

En una entrevista con The One Ring en 2008, Del Toro mencionó que Andy Serkis e Ian McKellen estaban dispuestos a regresar a sus papeles de Gandalf y Gollum respectivamente; ScreenRant también lo cita diciendo que tenía interés en traer de vuelta a todos los actores de El Señor de los Anillos que fuera posible para que repitieran sus papeles, a menos que por cuestiones de salud o agenda se les imposibilitara hacerlo, en ese caso se buscaría a un sustituto. Tal vez las adiciones más interesantes al elenco eran Ron Perlman, frecuente colaborador del director mexicano, quien estuvo a punto de interpretar a Beorn; y el actor Ian McShane sería Thorin Escudo de Roble.

Tauriel fue co-creada por Guillermo del Toro

Uno de los personajes más odiados por los puristas de Tolkien en El Hobbit: La Desolación de Smaug - 75% y El Hobbit: La Batalla De Los Cinco Ejércitos - 60% fue Tauriel, elfa interpretada por Evangeline Lilly. Sin embargo, ella no fue una invención de Peter Jackson, sino de Del Toro cuando trabajaba con la guionista Philippa Boyens . Lo que sí “aportó” Jackson cuando estuvo al frente del proyecto fue la historia de amor con el enano Kili, un detalle que ni siquiera fue del agrado de la actriz que interpretaba a Tauriel, pues había puesto como condición para participar que no tuviera un triángulo amoroso como el que tuvo en la serie Lost.

Más efectos especiales prácticos que CGI

La trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos logró destacar visualmente por su excelente hibridación de efectos especiales prácticos con efectos generados por computadora (CGI). Del Toro también es un partidario de esa forma de trabajar, pues combinar lo mejor del mundo digital con los efectos especiales prácticos que se han perfeccionado por décadas es lo que hace tan fascinantes a El Laberinto del Fauno, Hellboy - 81%, La Cumbre Escarlata y La Forma Del Agua - 92% en el aspecto visual. El cineasta dijo a The One Ring en 2008 que su plan era utilizar animatronics de última generación y combinarlos con CGI:

Lo único en lo que haré hincapié en éstas películas con relación a las anteriores serán animatronics en general y criaturas de animatronics mejoradas con CGI. Realmente queremos ser la vanguardia [...] Pretendemos hacer por los animatronics y los efectos especiales lo que las otras películas hicieron por la realidad virtual.

También lee: Los mejores villanos de CGI del cine

Se diferenciaría de El Señor de los Anillos

A pesar de que Del Toro dijo que respetaría lo ya establecido en El Señor de los Anillos, su adaptación de El Hobbit se diferenciaría en varios aspectos; la paleta de colores fue descrita por él como más “dorada”, y en 2011 comentó que a diferencia de los filmes de Jackson, el cielo de Nueva Zelanda sería reemplazado digitalmente para darle un aspecto más pintoresco. Daniel Zalewski, en su visita a la casa del director, dijo haber visto varios diseños de criaturas “sin precedentes” en el mundo de Tolkien.

La Batalla final

La Batalla de los Cinco Ejércitos era la oportunidad perfecta para que Peter Jackson nos diera una escena bélica excepcional en el cine, pues a diferencia de El Señor de los Anillos, en esta ocasión había una mayor variedad de razas y criaturas de la Tierra Media. Lamentablemente el resultado final palidece al compararse con la más corta y pequeña de las batallas de El Señor de los Anillos. El indicado para hacer algo diferente y realmente especial era Guillermo del Toro, pues aunque admitía que las secuencias de combate en la trilogía de Jackson eran realmente innovadoras, fueron imitadas por Troya - 54%, Las Crónicas de Narnia: El león, la bruja y el ropero - 76% y otras producciones similares, así que él pretendía ofrecer algo diferente que no fueran las típicas multitudes generadas por computadora chocando unas con otras.

No te pierdas: J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos y sus admiradores más famosos

¿Qué quedó de El Hobbit de Del Toro?

Aparte de Tauriel y algunos detalles en el guión, es razonable admitir que al final El Hobbit de Guillermo del Toro fue descartado casi por completo cuando la producción cayó en manos de Peter Jackson. El cineasta mexicano había dedicado tanto tiempo y esfuerzo al proyecto que prefirió no ver la trilogía de su antes colaborador. Durante la promoción de La Cumbre Escarlata, Del Toro fue entrevistado por Yahoo y al ser cuestionado sobre su opinión de El Hobbit esto fue lo que contestó:

No, no las vi, porque sabía que alguien me preguntaría esto, y no hay una gran respuesta posible porque no soy objetivo. Soy la única persona en el mundo que no es objetiva porque trabajé en ellas durante mucho tiempo. Entonces tomé la decisión bastante salomónica de que no las veré, para que nadie pueda preguntarme si me gustan o no.

No te vayas sin leer: El Señor de los Anillos: todo lo que sabemos sobre la película live-action de los 70

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos