Artículos

Películas navideñas memorables en opinión de algunos críticos mexicanos

Le preguntamos a diferentes críticos y periodistas cinematográficos sobre su película navideña favorita de todos los tiempos, Aquí están sus opiniones.

Artículos

Películas navideñas memorables en opinión de algunos críticos mexicanos

Le preguntamos a diferentes críticos y periodistas cinematográficos sobre su película navideña favorita de todos los tiempos, Aquí están sus opiniones.

POR Fco. Javier Quintanar Polanco -

Estamos a unas horas de que termine una de las celebraciones más importantes y significativas del año que ya casi concluye: la navidad. Y en Tomatazos nos dimos a la tarea de preguntarles a críticos y periodistas que laboran en distintos medios especializados, sobre su película navideña favorita, o en su defecto, alguna que les agrade y que trascurra en ésa época del año. Estos son los resultados:

Julio César Durán

Editor y colaborador de la revista F.I.L.M.E. Actualmente Jefe del Área de Prensa en la Cineteca Nacional.

Duro de Matar - 92% (Die Hard, Estados Unidos, 1988) de John McTiernan.

Sin dudas una de las películas de industria, navideñas, que es infaltable en las últimas semanas del año es la que legó el tándem que armaron Bruce Willis y John McTiernan: Duro de Matar. No sólo la coincidencia de fechas, no sólo un personaje agrio que intenta recuperar a su familia en tiempos de milagros y de reflexión, se trata de una traducción (o apropiación) de las gestas heroicas medievales (cristiana por supuesto) a la Norteamérica de fin de siglo. John Mclane es el héroe por excelencia quien, a través de los arquetípicos 12 pasos, tendrá que rescatar a la dama en peligro, símbolo de la familia, la unidad, la bondad. Para hacerlo tendrá que lograr lo imposible, asediar un inexpugnable castillo en manos de uno de los grandes villanos del cine pop, el dragón y hechicero Hans Gruber (Alan Rickman). Todo esto enmarcado por las fiestas decembrinas que santifican la odisea. Yippee Ki Yay, motherfuckers!.

Puede interesarte: Críticos de todo el mundo eligen las mejores películas y actores de 2019

Jesús Chavarria

Crítico de cine y cómics en las revistas Playboy, Time Out México, Marvin, SMASH; el periódico La Razón; para televisión en Telehit y Canal 22; y en Adrenalina Radio. También es columnista en Tomatazos, además de tener su propio sitio y canal en YouTube, YouRocket.
@jchavarria_cine

El Extraño Mundo de Jack - 94%(The Nightmare Before Christmas, Estados Unidos, 1993) de Henry Selick / Duro de Matar (Die Hard, Estados Unidos, 1988) de John McTiernan.

No podía con la disyuntiva. Por un lado, la retorcida grandilocuencia con la que Henry Selick consigue conjugar dos festividades, en una de las mejores películas de animación Stop Motion. Por el otro la divertida ironía de uno de los héroes de acción por excelencia que con todo el espíritu ochentero encuentra su genial génesis entre los festejos decembrinos. El Extraño Mundo de Jack y sus villancicos con estrofas como “Atrapa a Santa Claus, échalo a un costal” o Duro de Matar protagonizada por el buen Bruce Willis y su “Ho ho ho, ahora tengo una ametralladora”. Luego me dije -como lo hace uno de los personajes de esta última- “¡Qué diablos, es Navidad!”, así que escogí las dos como mis películas favoritas para esta temporada ¡¡Yippee Ki Yay!!.

Anaid Ramírez

Periodista y editora. Escribe de cine desde hace ocho años. Ha estado en medios como Dónde Ir, Time Out México y Empire en español. Actualmente labora en El Heraldo de México, y colabora para las revistas Time Out México, SkyView y Esquire.

Cena con el Diablo (Sheitan, Francia, 2006) de Kim Chapiron

Esta producción francesa es ejemplo de que no todo es dulzura y paz en estas fechas. Dirigida por Kim Chapiron, Cena con el Diablo tiene demonios en ausencia de Santa Claus, sangre en lugar de abrazos y hechizos para sustituir los regalos. Con Vincent Cassel y Roxane Mesquida al frente del elenco, el filme presenta a un grupo de amigos que van a un bar para celebrar la víspera de la Navidad. Ahí conocen a una intrigante barista, quien los invita a pasar con ella y su familia las fiestas, en una provincia desolada de Francia. Tras ignorar ciertas "señales" y presentimientos, terminan en un laberinto de demencia, confusiones, mutilaciones y ritos nada navideños. ¡Perturbación asegurada¡

Continúa leyendo: Las mejores películas de 2019 según la crítica

Rubén Pintos

Colaborador para Tomatazos y Revista Cinefagia

Residencia Macabra - 63% (Black Christmas, Canadá, 1974) de Bob Clark.

Duro de Matar es ya el lugar común de muchos a la hora de hablar de cintas navideñas y si bien adoro Gremlins de Joe Dante tampoco es una cinta que vea seguido. Así que llego al clásico de culto de 1974 Residencia macabra como mi cinta favorita navideña. Este pionero del slasher logra hacer que la festividad adquiera un tono macabro con un guion que apuesta por la ambigüedad en el mejor sentido posible, y con la hermosa Olivia Hussey de protagonista. Uno queda al borde del asiento de principio a fin con la historia de un deleznable depredador al acecho, uno de quien nunca vemos su rostro o entendemos sus motivos. Dos remakes han surgido en los últimos años, el más reciente en forma de panfleto feminista que cree ser revolucionario al “empoderar” a las protagonistas, cuando parte del encanto de la original es la constante sensación de tensión al no saber de dónde viene la amenaza y por ende no saber cómo enfrentarla. El clásico original es una cátedra de buen horror, perfecta para unir a la familia en el suspenso, helar la sangre y darle al espíritu navideño una vuelta truculenta.

Eric Ortiz García

Editor de Cinema Inferno y corresponsal para Screen Anarchy.

36.15 Code Père Noël (Francia, 1989) de René Manzor.

Hay muchísimas películas navideñas que me encantan (de Gremlins, El extraño mundo de Jack, a Tangerine) pero aprovecharé este espacio para destacar una verdadera rareza francesa de 1989. Precursora de Mi Pobre Angelito, 36.15 Code Père Noël (también conocida como Deadly Games) es la historia de Thomas, un niño aficionado a los juguetes bélicos (es básicamente un hábil mini Rambo) y a la tecnología, quien en plena nochebuena está dispuesto a conocer a Santa Claus y así dejar de dudar sobre su existencia. Mientras su mamá trabaja, el pequeño protagonista se queda en la mansión de la familia al lado de su abuelo y a la espera de Santa; sin embargo, quien llega por la chimenea es un psicópata disfrazado de Papá Noel, quien inmediatamente asesina a sangre fría al perro de Thomas y se convierte en una amenaza latente. Sin dejar de lado las claras referencias a la gloria ochentera de Sylvester Stallone (por ahí incluso hay una canción que es un total rip-off de Eye of the Tiger), 36.15 Code Père Noël es una satisfactoria cinta donde nuestro pequeño héroe, desconcertado porque Santa resultó ser malvado, tiene que darle una lección al antagonista (al final del día Thomas tiene la ventaja de conocer a la perfección la mansión, su tecnología y su “armamento”); aunque sobre todo es un thriller con elementos de terror psicológico en el que confirmar la existencia de Santa Claus tiene un precio muy alto: el de una infancia arruinada.

Lee también: Las 50 mejores películas de 2019 según Sight & Sound

Jorge Negrete

Crítico de cine para Butaca Ancha, Cine PREMIERE y Forbes México.
Gremlins 2: La Nueva Generación - 67% (Gremlins 2: The New Batch, Estados Unidos, 1990) de Joe Dante.

¿Se puede celebrar con euforia al mismo tiempo que ironizar y cuestionar agudamente? Solo un cineasta de la altura de Joe Dante podría encontrar la ambivalencia en las fiestas decembrinas como lo hace en las dos entregas de la saga de Gremlins, cuya secuela es particularmente notable en ritmo, desparpajo, inteligencia y audacia, todo a lo que una auténtica fiesta decembrina debería aspirar. El caos desatado en un enorme edificio corporativo por estas creaturas se vuelve aún más vigente hoy cuando su villano, inspirado en la figura de Donald Trump, ostenta hoy la posición de mayor poder en el mundo. ¡Felices fiestas!

Gerardo Gil Ballesteros

Periodista y crítico de cine. También es profesor en el CECC, la UIC y Cinespacio24. @lamoviola

De Mendigo a Millonario - 86% (Trading Places, Estados Unidos, 1983) de John Landis.

Navidad, temporada de buenas intenciones, cual película de Frank Capra. Y sobre todo días que sirven para repasar filmes que forman parte de la tradición. Algunos quedan en la memoria y se convierten en un clásico personal. Comparto en estas fechas el mío:

En una escena del largometraje De Mendigo a Millonario, los ancianos potentados y cínicamente ricos Randolph (Ralph Bellamy) y Mortimer (Don Ameche) hacen una apuesta: un individuo ordinario, puede alcanzar el éxito sí tiene las oportunidades adecuadas o bien estar condenado al fracaso por su origen. Su teoría económica causará risas en el espectador y hará palidecer a Joseph Stiglitz. Esta premisa da sentido a la trama aguda de temporada navideña en una historia que atenta contra las buenas intenciones de la época de amor y felicidad. Las víctimas de la jugarreta son el extremadamente fifi Louis Winthorpe III (Dan Aykroyd) sobrino de los ancianos y principal heredero de una gran fortuna, y el vago, indigente y bueno para nada Ray Valentine (Eddie Murphy). Al estilo del El príncipe y el mendigo, la famosa novela de Mark Twain escrita en 1881, los papeles serán cambiados. Y claro, Randolph y Mortimer, pretenden sacar raja de la apuesta. La sinopsis sirve para hacer una ligera crítica social vía los personajes del filme: Winthorphe quien es un déspota que duerme en pijama de franela ante la desaprobación de su mayordomo, los desalmados ancianos que solo conocen las tardes en un exclusivo club y Ray, un indigente que busca sacar beneficio a la menor provocación. Pero sobre todo, la película da una muestra de la habilidad de Landis, en su mejor momento, para la comedia clásica hollywoodense. Algo que caracteriza buena parte de su carrera. Personajes mezquinos y de pocas luces y menos virtud dan como resultado un clásico ochentero. La película es emblemática del humor de la década: no temía a la incorrección y sobre todo explota el talento de Landis y da una muestra de las capacidades de Murphy y de Aykroyd. Es también, en su lúdico espíritu navideño, un filme de crítica social que ve con agudeza la metalizada era Reagan. Un clásico que se puede ver en pijama de franela.

No dejes pasar: El cine mexicano de los últimos meses, bajo el escrutinio de la crítica

Alberto Acuña Navarijo

Colaborador del programa radiofónico Derretinas de la barra Resistencia Modulada de Radio UNAM.

El Día de la Bestia - 80% (España – Italia, 1995) de Álex de la Iglesia.

Influyente para toda una nueva generación de realizadores españoles ávidos de hacer cine de género tras la desaparición de la infame Ley Miró, la segunda obra de Álex de la Iglesia es una atípica cinta ubicada en Navidad en la cual confluyen con eficacia un relato de tintes apocalípticos, la violencia impuesta por la ultraderecha en Europa, la paranoia provocada por el satanismo, un humor negrísimo, un tono siempre desparpajado y la geografía madrileña. Protagonizada por un apocado cura, el guarro empleado de una tienda de discos especializada en heavy metal y el conductor de un amañado programa televisivo dedicado a fenómenos paranormales como improbables responsables de tratar de detener el nacimiento del Anticristo en pleno 25 de diciembre, El Día de la Bestia se ha vuelto a través de los años en una película insuperable para su director.

José Antonio Valdés Peña

Crítico, investigador y docente cinematográfico. Colaboró durante 21 años en la Cineteca Nacional. Conduce la sección Miradas al Cine en Canal Once y el programa CINEMA RED en Radio Centro. Es también director de la Escuela de Cine y Televisión del CECC Pedregal.

Santa Claus: la Película (Santa Claus: The Movie, Estados Unidos–Reino Unido, 1985) de Jeannot Szwarc.

Siento muy olvidada a una película que marcó las navidades de mi infancia. Se llamaba Santa Claus: la Película, dirigida por Jeannot Szwarc en 1985. La vi por primera vez en el desaparecido cine Pedro Armendáriz. Producida por el entonces importante productor Alexander Salkind (célebre por haber hecho posible la llegada de Superman a la pantalla grande a fines de los años setenta), la cinta tiene como dos directrices: por un lado, la recreación de la leyenda anglosajona del viejo juguetero sin hijos que daba presentes a los niños de su aldea nórdica medieval y quien después de morir bajo una ventisca despertaba a una nueva vida como el responsable de llevar alegría a los niños del mundo entero. Por el otro, su lucha contra un malvado fabricante de juguetes bélicos (una especie de Trump desatado encarnado bizarramente por el maravilloso John Lithgow) que trata de desprestigiar la Navidad y que sobre todo arrastra al Lado Oscuro de sus malvados intereses al duende más creativo de Santa, encarnado por otro maravilloso actor de comedia, Dudley Moore. Recuerdo con mucha emoción el estruendo del trineo de Santa Claus y sus paseos por los cielos de Manhattan. Era muy lindo ver tantas películas en esa inocencia de mi infancia, cuando nada importaba más que ser feliz. Hace unos años, Universal la reeditó en DVD. A verla sin falta.

Mabel Salinas

Crítica y Colaboradora para Cine PREMIERE.

El Extraño Mundo de Jack - 94% (The Nightmare Before Christmas, Estados Unidos, 1993) de Henry Selick

La película dirigida por Henry Selick y escrita por Tim Burton es una obra artesanal no solo por su hechura en Stop Motion y su estética burtoniana, sino también por la manera en que dobla y desdobla las convenciones navideñas al mezclar esta celebración con otra fiesta antagónica: Halloween. La manera en que Jack Skellington y sus vecinos de costumbres horríficas son seducidos por las luces, los regalos, los árboles navideños y el calor de hogar tiene un parentesco con el caso del Grinch, pero se mantiene en su propia vereda narrativa. Original y emblemática.

También puede interesarte: El Extraño Mundo de Jack, de Henry Selick, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Marcela Vargas Reynoso

Periodista y crítica de cine. Geek y fan de Guillermo del Toro. Es la especialista en cine del programa de MVS Radio Charros vs Gángsters. También colabora en Cine PREMIERE, Sector Cine y Girls at Films.

Tienes un e-mail - 69% (You've Got Mail, Estados Unidos, 1998) de Nora Ephron

Esta comedia romántica dirigida por Nora Ephron y coescrita por ella y su hermana Delia es una de las películas mejor logradas de su género. Es mi rom–com favorita y era una de las películas favoritas de mi papá. Para Kathleen Kelly (Meg Ryan), el ritual de decorar la librería en Navidad es un momento espiritual. Desde niña vinculé esa escena con nuestro propio ritual navideño, y desde que mi papá murió, la película completa adquirió un nuevo significado. Es como un abrazo en Navidad, como una mantita de seguridad.

Andrea Sánchez Rendón

Fundadora de Girls at Films y programadora de contenido. Ha escrito en medios como Instyle, Grazia y Empire.

Milagro en la Calle 34 (Miracle on 34th Street, Estados Unidos, 1994) de Les Mayfield

Milagro en la Calle 34 en su versión de 1994, es entrañable. La producción y el desfile navideño de la película son momentos que desde niña atesoro. En particular, esta cinta en donde los sueños y la esperanza de una vida más feliz llenan a los protagonistas, es una gran oportunidad para revivir nuestro espíritu y animarnos a hacer más por los demás y sobretodo, por nosotros mismos.

Nancy Mora

Directora General de Revista Encuadres.

El Joven Manos de Tijera - 91% (Edward Scissorhands, Estados Unidos, 1990) de Tim Burton.

Esta película dirigida por Tim Burton se ha convertido en todo un clásico a casi 30 años de su estreno. Un relato creado por el propio Burton en mancuerna con Caroline Thompson y que cuenta una historia de amor entre Edward (interpretado por un joven Johnny Depp), y Kim (Winona Ryder). Todo comienza cuando una niña le pregunta a su abuela de dónde viene la nieve y la anciana decide contarle una historia de amor genuino que inicia cuando en una lejana Navidad un peculiar joven que en lugar de manos tiene largas y afiladas tijeras es adoptado por una familia que vive en un apastelado vecindario, el cual contrasta con el sombrío y oscuro hogar de Edward, quien al ver a la bella Kim se enamora a primera vista. Burton nos regala una de las más entrañables historias de amor en donde se mezcla la fantasía y lo gótico, nos habla de amar lo diferente, de aceptar de lo que no siempre “encaja” en la sociedad. Sí, es romántica, pero al estilo Burton, con imágenes bellas, pero con un toque retorcido como las esculturas en hielo hechas por el protagonista, con momentos tan idílicos como cuando Kim baila bajo los pedazos de hielo mientras Edward le hace una escultura con su imagen, o cuando se miran a los ojos y ella le pide que la abrace mientras de fondo se escucha Ice Dance, de Danny Elfman. Además, destaca la muy buena interpretación de Johnny Depp, cuya carrera se catapultó gracias a esta cinta que también significó el inicio de la fructífera mancuerna Burton-Deep.

No dejes pasar: Jorge Ayala Blanco elige a Joker como la mejor película de 2019

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos